Plaza Navarro Rodrigo, 10 Ent. +3499999999 info@render-multimedia.com

Fotografía de producto

Una forma de presentar nuestro catálogo de productos a nuestros consumidores es mediante la fotografía de producto. Lo que se pretende es captar la atención de nuestro público objetivo y conseguir crearle una necesidad de compra de nuestros productos. Este tipo de fotografías, además de para presentación, son muy utiles para publicidad en diferentes medios de comunicación, como pueden ser revistas, prensa, internet…etc.

Cada producto tiene una cualidad característica que lo hace único y lo diferencia de la competencia;  a la hora de realizar la fotografía de producto, el fotógrafo profesional debe conocer cuáles son estas propiedades para poder resaltarlas y obtener buenos resultados en la imagen final. Esto dependerá de las dimensiones, la forma, la textura, los materiales, el color… que tenga nuestro producto.

Es muy importante utilizar las herramientas y técnicas adecuadas para la realización de las fotografías. La iluminación es un elemento muy importante que debemos tener en cuenta para destacar las características del producto y hacerlo atractivo para nuestros consumidores.  Hay que controlar las sombras, los brillos y los reflejos que puedan aparecer utilizando una iluminación determinada que logre centrar toda la atención sobre las cualidades únicas del producto. Para ello es necesario que este esté totalmente cuidado y limpio, pues cualquier defecto que tenga aparecerá en la fotografía.

También tenemos que elegir el ángulo y la perspectiva desde donde vayamos a tomar la fotografía, pues dependiendo de cual elijamos, conseguiremos transmitir una sensación u otra. Además otro factor a tener en cuenta es el entorno, podemos realizar la fotografía de producto con fondos neutros o en algunos casos con personas que interactúen con el producto aportando más realismo a nuestro producto.

En definitiva,  de lo que se trata es de mostrar la calidad del producto, con un valor añadido (valor subjetivo) gracias a la fotografía, creando una necesidad en nuestros consumidores que  haga que compren nuestros productos.